Quiénes somos

iMusician somos una start-up suiza que ofrecemos a los músicos todo lo necesario para vender, gestionar y monetizar su música online. Somos un pequeño equipo internacional, donde todos sentimos gran pasión por la música. Nuestra misión es hacer la parte más tediosa del trabajo para que así te puedas centrar en lo que es importante para tí: ¡hacer música!

Nuestro equipo está formado por gente de 8 nacionalidades distintas, entre los cuales hay 2 djs, 2 propietarios de discográficas, 1 pianista, 1 moderadora de radio, 1 agente de booking, 1 bajista, 1 cantante y 1 guitarrista, todos ellos coordinados por un director con un pésimo gusto musical… ¡pero nadie es perfecto! Nos puedes encontrar trabajando en nuestra oficina de Zúrich, y estaremos encantados si te acercas un día a saludar.

Puedes leer más acerca de nuestra historia, nuestro equipo, nuestros artistas, los servicios que ofrecemos o simplemente contáctanos para ver en qué podemos ayudarte.

Historia

iMusician Digital fue fundada en Zúrich en el año 2007 como respuesta al declive de la industria musical. Mirando unos años atrás, era fácil achacar ese estancamiento a la poco adecuada reacción de la industria ante la crisis, pero en 2007 ya estaba más que claro que el cd era un sistema bien entrado en la obsolescencia.
 
Si la crisis en la venta de cds fue dura para los sellos discográficos, para los músicos aún más. Por desgracia, en la industria musical, los músicos no actúan como clientes de los sellos. Son considerados más bien como sus proveedores y, como en todo tiempo de crisis, son a los proveedores (músicos, bandas y artistas en este caso) a quienes más se les aprieta para reducir costes.

En 2007, Shigs Amemiya y Tobi Wirz decidieron tomar medidas para cambiar las reglas del juego, creando un nuevo concepto de empresa musical en la cual:

  1. No se fijen las ventas como principal fuente de ingresos.
  2. Se ponga al músico en primer lugar.

Y así es como nació iMusician: una empresa para que los músicos fueran los clientes y, gracias a un servicio sencillo y efectivo, pusieran su música a la venta online por un precio asequible y sin tener que depender de ningún sello discográfico. Todo ello gracias a un sistema altamente automatizado, basado en un modelo de negocio long-tail (cola larga) y donde la principal fuente de ingresos fuera mediante pagos por adelantado. Una vez estos parámetros estuvieron definidos, el resto cayó por su propio peso.

Ya en el año 2010, artistas de iMusician comenzaron a entrar en las listas oficiales de ventas suizas y esto no gustó nada a los grandes sellos discográficos. iMusician empezó a ser una molestia para estas compañías y la respuesta que tuvieron ante el surgimiento de artistas que no formaban parte de sus sellos fue bloquear el acceso a las listas de ventas.

Obviamente, iMusician no se iba a callar ni a quedarse sin hacer nada ante semejante injusticia. Es por ello que iniciaron una demanda colectiva ante la comisión de competencia suiza (WEKO), enfrentándose a la IFPI (Federación Internacional de la Industria Fonográfica) y los grandes sellos. Estos prefirieron pagar 3,5 millones de dólares (que llegarían a los 4 millones contando las tasas judiciales y abogados) para detener el procedimiento antes que someterse al linchamiento mediático. El resto, ya es historia.

iMusician alcanzó el equilibrio económico ya en el año 2012, algo inaudito para una start-up online, y más una empresa dentro de la industria musical. Esto atrajo la atención y el interés tanto de los distintos actores de la industria musical como de múltiples inversores. Hoy en día, tiene a inversores como el Banco Cantonal de Suiza (ZKB) y entre su consejo de administración están miembros de la talla de Joachim Schoss (fundador de Scout24 y uno de los empresarios más respetados de Alemania), Tim Renner (ex director general de Universal Music Alemania y actualmente secretario de cultura del Estado de Berlín), Timm Degenhardt (CMO Sunrise) y Jost Wirz (presidente honorario del grupo WIRZ).

sales graph