Radio Online: ¿cuál es el atractivo?

 

La popularidad de plataformas de radio en línea como Pandora ha aumentado considerablemente durante la era digital, ofreciendo nuevos servicios a los aficionados a la música, similares a los de la radio tradicional, pero en formato online. Se benefician de un tipo de escucha conocido como ‘lean back’ (recostado), en el que los usuarios le dan al play y pueden escuchar música, podcasts y programas sin tener que realizar ningún tipo de selección, de forma gratuita o con una suscripción libre de publicidad.

Pandora, que actualmente sólo está disponible en los EE.UU, Australia y Nueva Zelandia, cuenta con 80 millones de usuarios y tiene planes para ampliarse a todo el mundo tan pronto sea posible. Otros operadores incluyen iHeartRadio, que también tiene 80 millones de usuarios, SiriusXM (30 millones de suscripciones), la alemana FluxFM y el servicio de Apple Beats 1, que tiene un año de antigüedad. La razón por la que estos sitios tienen tantos suscriptores se debe al hecho de que apelan al oyente ocasional; esa persona a la que le gusta la música y está interesado en los lanzamientos más importantes, pero que no se consideran a sí mismos como fans apasionados. Una serie de acuerdos con fabricantes de automóviles han supuesto que estos servicios estén integrados en algunos de los modelos más extendidos en todo el mundo, lo que también ha contribuido enormemente para que este formato de escucha gane adeptos.

A pesar de la creciente competencia de Spotify y Deezer, en Alemania tres cuartas partes de la población todavía escuchan la radio, según el socio fundador y director de FluxFM, Markus Kühn. Como explicaba a la audiencia en el Midem a principios de este año: «La recepción está cambiando; no creo que un niño de 14 años vaya a comprar hoy un transistor de FM, pero, no obstante, la radio es un medio muy estable. El hecho de que la gente la radio a través de sus smartphones, cuando van en coche y en Sonos, hace que sea más fácil para nosotros atraer nuevos contenidos y productos, porque los dispositivos ya están ahí”.

 

Oportunidades para los artistas

Al igual que las listas de reproducción en streaming, la radio digital supone una serie de oportunidades para que los artistas sean oídos. También trae ideas de marketing, como el AMPcast de Pandora que permite a los músicos grabar mensajes cortos para los fans, o presentar cuñas y datos a los oyentes que pueden ser utilizados para vender entradas o dirigir a los fans hacia las superficies en las que se vende la música. La radio tradicional tiene un ancho de banda limitado, por lo que hay un número limitado de emisoras. Con la radio en línea, sin embargo, no existe esa restricción, por lo que las emisoras basadas en estilos y lugares concretos pueden ayudar a presentar música que históricamente no había recibido tiempo de emisión. En EE.UU, también se proporciona otra fuente de beneficios adicional, ya que la emisión de radio no implica pagos de ningún tipo.

El CEO de Pandora Tim Westergren afirmó durante un panel en el Midem que su servicio es uno de los mayores referentes de ventas en iTunes y Amazon. «Se está sustituyendo a un medio, la radio AM / FM que no compensan en absoluto a los artistas en todos en los EE.UU, no en vano los programas que están llegando a Pandora vienen en gran medida de radio en cadena.», explicó. «Por cada 1% de cuota de mercado que se traslada desde la radio en cadena hacia Pandora se crea un incremento de los ingresos de 60 millones de dólares al año para la industria.»

¿Porcentaje de royalties injusto?

La industria de la música no siempre ha tenido una relación amistosa con servicios como Pandora y los pagos que realizan. Algunos defienden que es un servicio es más afín a plataformas de streaming como Spotify y Apple que a la radio. Spotify aporta un promedio de entre 0,006- 0,0084 dólares por stream, mientras que Pandora paga alrededor de $ 0,0017 con cada reproducción en su servicio gratuito. El argumento aquí es que la radio por Internet es puramente promocional debido al mencionado estilo de escucha ‘lean in’, mientras que Spotify es más parecido a la venta al por menor, donde los clientes eligen escuchar ciertos lanzamientos como si paseasen por una tienda de discos. El debate se ha eclipsado en los últimos meses sin embargo, debido a la atención que atrae YouTube.


 

El futuro de la radio digital

Entonces, ¿cuál es el futuro de la radio digital? Kühn predice que el formato va a crecer, apoyado en los DJ expertos, la oferta variada y la capacidad de estar donde quiera que esté el consumidor. «Spotify y Apple van a desplazar a las ventas de CDs, pero con la radio online lo que a la gente le encanta son las recomendaciones de una fuente humana fiable, y eso es lo que hace que sea en el futuro», explica. «Se pueden ampliar géneros y marcas; acabamos de lanzar Flux Music, una aplicación que contiene 12 emisoras, y esperamos llegar a las 30 en tres meses. Eso ampliará los géneros que estamos poniendo y cada uno tendrá presentadores y personalidades propios, e iremos donde está la gente.

«Es la forma en que la radio trabajaba desde siempre y no va a cambiar. Sí, YouTube va a jugar un papel, pero cuando se es muy joven tienes más tiempo que dinero, cuando envejeces es al revés y sencillamente prefieres pagar 10 dólares para un servicio con recomendaciones».

Pandora está trabajando para ofrecer servicios más útiles para los artistas como enviar a los usuarios que se sabe que son fans de un artista en concreto notificaciones de entradas para eventos Ticketfly especiales, así como una Plataforma de Marketing para Artistas (AMP por sus siglas en inglés). La AMP muestra la ubicación en todo el mundo de cada oyente, permitiendo a los artistas interactuar con sus fans y planificar sus giras. Cuando se anuncian espectáculos o salen a la venta entradas para las actuaciones de los grupos que los usuarios más han reproducido en streaming, los suscriptores de Pandora reciben notificaciones en su teléfono y un feed de alertas dentro de la aplicación. La plataforma de streaming también envía mensajes de correo electrónico personalizado con sugerencias de conciertos, con un listado de los shows que el destinatario probablemente quiera ver, y con ofertas especiales para los fans más fieles.

Los oyentes de Pandora pueden influir en la dirección del servicio haciendo clic en los símbolos me gusta o no me gusta para cada canción. Esa es la función que va a ayudar a convertir a los usuarios gratuitos en de pago, según Westergren, creando así más ingresos para la industria.

«Escuchas en Pandora, valoras una canción y aparece un mensaje diciendo ‘oh, es tu centésima valoración’. Hemos registrado esas cien valoraciones y hemos creado cinco listas de reproducción personalizadas para ti con esas y otras canciones. Y las hemos descargado en tu teléfono para que puedas reproducirlas sin conexión. Sólo tienes que suscribirte a Pandora «, dice.

«Así creas razones que hacen que resulte relevante pagar por algo. Así es como se atraes a la gente a estas cosas. No diciendo ‘aquí hay 30 millones de canciones y una caja de búsqueda, por 10 dólares al mes «.

Posts relacionados